Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

Religiosa

Jesús sabía que la gente de fe se encontraría con gobiernos y sociedades que no les apreciarían. El dijo: "Orad por los que os ultrajan y os persiguen." (Mateo 5:44). Siga este enlace para leer Mateo 5.

Los antiguos anabaptistas del siglo 16 eran frecuentemente perseguidos por sus creencias. A menudo ellos pedían el diálogo o debate de asuntos concernientes a la fe, pero normalmente les eran negados. Ellos abogaban a favor de la libertad religiosa, el derecho de cada persona para elegir, esto parecía inconcebible en aquel entonces. Frecuentemente mientras morían oraban por aquellos que los estaban torturando.

"Si creemos en la victoria final de Dios sobre las fuerzas malignas, entonces deberíamos estar dispuestos a esperarla. No tenemos que tratar de apurar la victoria de Dios haciendo sufrir, o matando, a nuestros enemigos presentes."
--Lois Barrett, teóloga menonita, en The Way God Fights, Herald Press, 1987

Algunas de las peores guerras que han sucedidoa través de los siglos han sido guerras religiosas, y todas ellas peleadas en el nombre de Jesús. Como puede ser esto?

Por los primeros 300 años después de Jesús a pesar del sufrimiento y el martirio, los antiguos cristianos no eran violentos. La mayoría de los seguidores de Jesús no sirvieron en los ejércitos. Las siguientes son algunas de las enseñanzas claves de los antiguos cristianos, de acuerdo a Jean-Michel Hornus (It Is Not Lawful For Me To Fight, Herald Press, 1980):

  1. Entendían que Dios era su protector y no el estado.
  2. El ejercito no era considerado una vocación aceptable por los antiguos cristianos.
  3. Se oponían a la lealtad al emperador-dios que los soldados debían tener, por ser una herejía.
  4. Estaban en contra de asesinatos de toda clase, sin distinción de si se trataba de juegos de gladiadores, homicidio, guerra, pena de muerte o aborto.
  5. A todo aquel que era cristiano o se encontraba en el proceso de ser bautizado le era prohibido enlistarse en el ejército.

En el año 313 D.C. el emperador romano Constantino comenzó a favorecer a la religión cristiana. ( Las religiones paganas aún eran toleradas.) Walter Wink dice de este cambio, "... la iglesia que se había levantado sin violencia en contra de la represión brutal del imperio romano se encontró extrañamente victoriosa... Pero el precio que la iglesia pagó fue el de aceptar la violencia como método para conservar el imperio. Pero al sacar la no violencia del evangelio la piedra angular fue violentamente retirada del arco y la cristiandad colapsó, pasando a ser una religión de salvación personal y una vida en el más allá celosamente vigilada por la cólera de un Dios terrible. El sistema era manejado cuidadosamente por una elite de sacerdotes con el apoyo directo de gobernantes seculares que eran ahora reconocidos como electos por Dios para obrar en la historia" (Walter Wink, Engaging the Powers, p. 217).

Mientras la "conversión" de Constantino significó el fin de la persecución de los cristianos, también tuvo como resultado una menor separación entre estado e iglesia. Los creyentes comenzaron a participar en los ejércitos. Los líderes apoyaban la participación en guerras. Constantino presidía sobre concilios y usaba la fuerza para reprimir a aquellos considerados herejes. En vez de ser perseguida, la iglesia comenzó a perseguir.

Enseñanzas sobre la no participación en ejércitos y guerras fueron algunas de las creencias cristianas antiguas que los anabaptistas recuperaron comenzando en aproximadamente 1525 y los años siguientes.

 


 
No puedo servir
 
   
En el año 295 D.C., un joven llamado Maximiliano estaba parado frente a un comandante del ejército en el norte de África para unirse al ejército romano. "Yo no puedo servir como soldado," declaró Maximiliano. "Yo no puedo hacer el mal. Soy cristiano." | Lea esta historia ...

 
Fuera de la Infantería
 
   
Cuando Brian Palmer se unió al batallón canadiense Princesa Patricia de infantería liviana en Calgary, Alberta. en 1987, no vio ningún conflicto entre su fe y ser un soldado. Pero leyendo sobre la teología de la paz anabautista, fue convencido de que ya no podía seguir cumpliendo su papel como soldado. | Lea esta historia ...


Pagina Previa:
<<·Internacional|
Proxima Pagina:
|·La Tierra>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018