Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

Clarence Jordan

Un viejo campesino le dijo a [Clarence Jordan] con desdén: "He escuchado que no peleas."

Clarence respondió:"¿Quien te ha dicho eso? Seguro que peleamos."

Sorprendido el campesino le reprochó: "¿Bueno, pero no te enlistarás en el ejercito, verdad?"

Clarence afirmó: "No, no peleamos de esa manera. Déjeme explicar. ¿Ve esa mula allí? ¿Si esa mula le mordiese, usted le devolvería la mordida?

"No," dijo el campesino, "le pegaría con un palo grueso."

"Exactamente," dijo Clarence. "Usted no dejaría que la mula dicte el nivel de su encuentro con ella. Se conseguiría un arma que la mula no puede usar y le daría una tremenda golpiza. Eso es lo que los cristianos deben hacer. Deben usar las armas del amor, la paz y la benevolencia, armas que el enemigo no sabe usar."

Por Ann Coble, de Prism, falta nombre de artículo, falta autorización.


Pagina Previa:
<<·Fin de una casa de drogas|
Proxima Pagina:
|·El costo de la consciencia>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018