Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

No puedo servir

En el año 295 D.C., un joven llamado Maximiliano estaba parado frente a un comandante del ejército en el norte de África para unirse al ejército romano. "Yo no puedo servir como soldado," declaró Maximiliano. "Yo no puedo hacer el mal. Soy cristiano."

"Pónte un uniforme," le dijo el comandante, "o te costará tu vida."

Maximiliano no estaba asustado. "No pereceré," le dijo al comandante, "pero cuando deje este mundo my espíritu vivirá con Cristo mi Señor."

El joven Maximiliano tenía 21 años cuando fue ejecutado por su desobediencia civil en defensa de las creencias que la iglesia cristiana siempre había enseñado.


Pagina Previa:
<<·Los menonitas y el ejército|
Proxima Pagina:
|Vol. 2>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018