Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

Objetor de conciencia enjuiciado en tribunal de guerra

El doctor, Dennis J. Lipton, vive en Durham, Carolina del Norte. Se involucró por primera vez con las Fuerzas Aéreas en abril de 1993 para poder pagar sus estudios de medicina. Luego de luchar con sus convicciones durante meses se convirtió en objetor de conciencia (CO) mientras estudiaba medicina en Houston, Texas.

Sus convicciones provenían de sus experiencias en el tratamiento de pacientes que habían sido víctimas de la violencia y la guerra. Se preguntaba si podía aprobar la guerra y participar en ella cuando como médico su misión era la de proteger y preservar la vida, basándose en el juramento hipocrático.

Mientras continuaba su lucha moral, su fe cristiana se ahondaba y comenzó a aplicar las enseñanzas de Cristo a su dilema. Se sintió guiado a pedir el alta como objetor de conciencia, incluyendo una oferta de pagar el dinero que la Fuerza Aérea había gastado en su educación, o trabajar en una rama del gobierno no bélica como, por ejemplo, el servicio de salud. A pesar de que el capellán militar testificó que las convicciones eran sinceras, el oficial a cargo de la investigación recomendó la no aprobación de su alta como objetor de conciencia. Fue rechazada en enero de 1999.

Recibió entonces orden de presentarse a la base Gunter de la Fuerza Aérea para tomar parte en cuatro semanas de entrenamiento militar. Se presentó para no perjudicar el pedido de revisión de su caso que estaba siendo considerado. Pero sus convicciones eran más fuertes que nunca antes y sabía que no podría obedecer las órdenes completamente. Informó a sus superiores de sus convicciones pacifistas y su intención de no participar en ningún tipo de entrenamiento militar y que se rehusaba a vestir un uniforme militar.

Luego de varias semanas de incertidumbre fue informado que podía presentar una carta de renuncia en vez de tener que enfrentarse a un juicio en un Tribunal de Guerra. La renuncia no fue aceptada y la Fuerza Aérea fijó un día para el juicio para el 16 de noviembre de 1999. Esa corte en particular tenía una proporción muy alta de condenas y la sentencia podría haber sido superior a los 10 años en prisión militar y el registro de delito en su expediente cuando saliera de prisión.

Incontables personas de todo el espectro ecuménico escribieron cartas al presidente, diputados, y a otros líderes. A pesar de los numerosos pedidos la corte comenzó con el juicio.

Dennis empleó a un abogado con 22 años de experiencia en ley militar. La noche antes del juicio, 28 personas se reunieron en la Iglesia Presbiteriana Emmanuel en Montgomery, Alabama, para adorar, orar y cantar. El juicio comenzó a las 8:25, la mañana siguiente en la base Maxwell de la Fuerza Aérea. En un gesto que asustó a todos, el juez hizo notar que Dennis no estaba vestido de uniforme militar como es requerido por las estipulaciones para juicios militares. Le preguntó a Dennis si tenía un uniforme y Dennis admitió que tenía uno. El juez le informó que el no vestir un uniforme podría hacer que el jurado tuviese prejuicios para con el y ordenó un receso para que Dennis hablara con sus abogados y discutieran si era conveniente llevar un uniforme. Luego del receso Dennis dijo que no vestiría un uniforme y el abogado aseguró al juez que esto no representaba ningún irrespeto. El juez informó a los presentes que no demandaría una audiencia por razón de contumacia.

Cuando iba avanzando el juicio, Dennis eligió ser juzgado solamente por el juez y no por un panel de oficiales militares (el equivalente a un jurado). Decidido eso, los cargos que fueron presentados contra Dennis fueron

  • Llegar tarde al entrenamiento.
  • No obediencia a una orden directa (dos cargos: llevar uniforme y presentarse al entrenamiento).
  • Abandono de obligaciones en cuando a no presentarse al curso de entrenamiento.

Dennis se declaró culpable de los dos primeros cargos y no culpable del tercero. Un acuerdo de pre-juicio había sido logrado entre la defensa y el fiscal requería que Dennis se declarara culpable de esos cargos; a cambio el fiscal retiraría el tercer cargo y recomendaría limites no divulgados sobre la pena a ser impuesta. El juez aceptó las declaraciones de culpabilidad y dio paso a la sentencia. La defensa llamó a tres testigos para que testificaran a favor de la sinceridad y el carácter de Dennis. Dennis leyó un declaración explicando sus convicciones y porqué le llevaron a tomar las decisiones que tomó.

El juez entregó su veredicto, una multa de $30,000, 6 meses de encarcelamiento, y despido de la Fuerza Aérea de los EE.UU. Pero el arreglo de pre-juicio limitó la pena máxima a un tiempo de encarcelamiento no mayor de 5 días. Por lo tanto Dennis recibió una sentencia total de cinco días en cárcel, $30,000 de multa, y despido de la Fuerza Aérea.

Dennis escribe:

"Mi larga travesía finalmente me ha llevado de regreso a mi hogar al lado de mi esposa en Durham. Gracias a todos los que me apoyaron en este valle oscuro. Estoy además muy agradecido que mi tiempo de encarcelamiento fue de solo 5 días. A pesar de ser una experiencia que no olvidaré pronto, no fue la terrible pesadilla que yo me había imaginado. Tenía agua potable, tres comidas al día y una cama para dormir que es más de lo que mucha gente en este mundo puede tener. La experiencia fue infinitamente más soportable por las visitas diarias del Pastor Phil Jones de la Iglesia Shalom de los Hermanos, quién se quedó en Montgomery durante mi tiempo de encarcelamiento. Además estoy agradecido por que los guardias parecen haber hecho una excepción al dejarle visitarme todos los días. Estoy muy agradecido de volver a estar en casa. Hace un mes estaba en la fase de preparación para el juicio, temiendo lo desconocido y preparándome para lo peor. Hace un mes hubiera dado cualquier cosa por estar donde estoy ahora, un hombre libre, pasando mi tiempo como yo deseo sin el miedo de un largo encarcelamiento en el futuro cercano. Gracias nuevamente a todos aquellos que han ayudado para que todo haya sido posible a través de la oración." -Dennis Lipton

Para leer la historia completa de Dennis y los testimonios de sus amigos y personal militar vaya a:
http://www.ipass.net/~shalomcob/lipton.html - [en Inglés]


Pagina Previa:
<<·Propietarios de viviendas de alquiler|
Proxima Pagina:
|·Frente al racismo, niños hablan del amor de Dios>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018