Retratos Menonitas
Raymond, Costa de Marfil

Mi entendimiento sobre los anabautistas es que la conversión no es sólo un cambio en las acciones externas o las prácticas visibles, sino que la conversión es una transformación mucho más profunda.La naturaleza intelectual, espiritual y emocional de uno se transforma de tal manera que verdaderamente uno se convierte en una nueva persona.Mientras más estudio el anabautismo, más me doy cuenta de que convertirse significa literalmente nacer de nuevo a una vida completamente nueva, de tal forma que cambia toda su manera de vivir.  La calidad de la vida en Cristo es la prueba de la conversión.Estoy empezando a comprender la necesidad de enseñar cómo la conversión incluso puede cambiar los deseos de uno, no sólo lo que uno hace, sino también los deseos que están detrás.


Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2017