Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

Vol. 2

No aprendas más a hacer la guerra

Diecisiete jóvenes vestidos con uniformes camuflados daban vueltas a un vehículo del ejército, sus ojos escondidos, ametralladoras en sus manos.

El póster parece como un anoncis para el ejército de EE.UU, pero las personas en él son los jugadores y entrenadores del equipo de basquetbol de 1997-98 de la escuela secundaria de Canby, Oregon. Los muchachos están defendiendo su título de la liga de basquetbol. La fotografía fue tomada en una de las instalaciones de la guardia nacional en Oregon, y el vehículo, uniformes y armas pertenecen a la guardia.

Miembros de la Iglesia Menonita Pacto Pacífico (Pacific Covenant Mennonite Church) en Canby se enteraron de la existencia del póster demasiado tarde para detener su distribución, pero sus acciones tuvieron como consecuencia momentos de enseñanza en los cuales los menonitas pudieron hablar entre ellos y con sus vecinos sobre la no-violencia.

Carolyn Yoder vio el póster por primera vez (el equipo no incluía a nadie de una congregación menonita) a principios de febrero, cuando un amigo de la comunidad se lo mostró juntamente con una carta de inquietud de la mesa directiva de la escuela de Canby. Carolyn y otros miembros de la comunidad firmaron la carta.

Como resultado de la carta, el superintendente Stephen Miller se reunió con 10 personas, quienes comentaron que se habían sentido comprendidas. Pero en la siguiente reunión de la mesa directiva Miller recomendó que el póster no fuera retirado de circulación.

Varios medios de prensa comenzaron a escribir sobre la historia. Los estudiantes y otros defendían el póster con comentarios como, "cuál es el problema?" Un editorial en un diario llamó a las objeciones una "acción orientada a la regulación de libre expesión dirigida en contra de propaganda escolar totalmente inofensiva." Y según el editorial, la fotografía era "patriótica."

Jon Yoder, pastor de la Iglesia Menonita Pacto Pacífico y ex-alumno de la secundaria Canby, manifestó estar dispuesto a actuar de portavoz para aquellos que se oponían al póster.

"No permitimos que nuestros niños traigan cortaplumas al colegio, pero los llevamos a la oficina de la Guardia Nacional y ponemos ametralladoras en sus manos," dijo Jon en la televisión.

Muchos estudiantes de Canby apoyaban el póster. Los estudiantes se pusieron ropa camuflada para ir al próximo juego de basquetbol. Nathan Gingerich, estudiante de décimo grado en Canby quien asiste a la Iglesia Menonita Pacto Pacífico escuchó como los estudiantes llamaban "pelmazos" (jerks) a las personas de la oposición.

Hoy mirando hacia atrás los miembros de la Iglesia Menonita Pacto Pacífico ven que todo esto fue una oportunidad para hacer un llamado a la consciencia. "Somos llamados a hablarle a una cultura que se siente cómoda con este póster," dice Jon, agregando que esta cultura pone su fe en soluciones militares.

Generaciones pasadas de menonitas han tenido que luchar con la pregunta de como responder al militarismo, pero "nuestra gente joven no lo ha tenido que hacer," dice Jon. "Me temo que nos hemos puesto blandos."

Jon apunta que los menonitas, juntamente con el resto de la gente han llegado a sentirse cada vez mas cómodos con la violencia en video. "Esta situación me ha hecho aun más consciente de los juguetes con que juegan los niños y las películas que les permitimos ver.

"Le estamos fallando a nuestra juventud, si no hablamos de asuntos que tienen que ver con la no-violencia," dice Jon. "No podemos reprimir discusiones sobre la paz y la no-violencia simplemente porque hemos llegado a estar cómodos en nuestra sociedad."

Para la gente joven de la Iglesia Menonita Pacto Pacífico, esta ha sido una experiencia alarmante. "Nuestros niños nos oyen diciendo que no es correcto y que somos una minoría y somos atacados," agrega Jon. "Ven que esto también es parte de seguir a Jesús." Jon siente que es importante amplicar este asunto para incluir también otras situaciones en las cuáles la juventud cristiana se encuentra en minoría, por ejemplo el evitar las relaciones sexuales antes del matrimonio o las drogas. "Seguir a Jesús requiere que andemos en el camino angosto, por lo cual podemos ser odiados."

Adaptado de "No Minor Thing" de Cynthia Hockman-Chupp, The Mennonite, May 19, 1998. Usado con autorización.


Pagina Previa:
<<·Entre el gobierno y Dios|
Proxima Pagina:
|·La paz personal habla>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018