Café de Tercera Alternativa

Físicas Espirituales -- un artículo mensual

Vol. 2

Cuando la víctima se encuentra con el agresor

En 1974 dos hombres jóvenes de Elmira, Ontario habían comenzado a cortar neumáticos de automóviles, a romper ventanas y a destruir todo lo que se encontraba en su camino. Terminaron con 22 cargos criminales por daño a la propiedad ajena.

Como oficial a cargo de su monitoreo, durante su tiempo de libertad condicional debía preparar un informe para ser presentado a la corte, que diera información sobre el trasfondo de estos jóvenes.

Sugerí, "¿No sería interesante que estos muchachos se encontrasen con sus víctimas?" Pensé, "¿Es seguro decir esto a un grupo que está poco involucrado con el sistema de justicia." La respuesta me sorprendió y me dio un desafío: "Preparé todo para que los jóvenes se pudieran encontrar con sus víctimas!"

Como oficial de monitoreo de criminales bajo libertad condicional, yo casi nunca hablaba con las víctimas de los crímenes. Solamente inrteractuaba con convictos. El sistema no estaba diseñado para que aquellos que cometían un crimen se encontraran con sus víctimas.

Dave Worth, quien en aquel entonces era un voluntario de tiempo completo en una iglesia, me acompañó a hablar con el juez a cargo del caso. Nuevamente fui sorprendido El juez dijo que el pedido era inusual, pero rápidamente dio su consentimiento para que los acusados pudieran encontrarse con sus víctimas y para determinar en conjunto que restitución o pago era requerido. El proceso había comenzado.

Los jóvenes volvieron a trazar los pasos que habían dado aquella tarde, acompañados por Dave Worth o por mí mismo y se presentaron a las personas afectadas frente a las puertas de entrada a sus casas. Las respuestas de las víctimas variaron. Consistentemente deploraban los actos destructivos de los jóvenes y expresaban su gratitud por el hecho de que los muchachos estaban reconociendo y admitiendo lo que habían hecho. Muchas veces hablaban del miedo y las inconveniencias que habían sufrido como resultado del vandalismo.

De esta manera comenzó el programa de Reconciliación de Víctima y Agresor en Canadá y este movimiento se extendió a los EE.UU. pocos años después.

Con la autorización del publicador de Sexual Offending and Restorative Justice, de Mark Yantzi, copyright © Herald Press, Scottdale, PA 15683. Todos los derechos reservados.


Pagina Previa:
<<·Ahora eres uno de nosotros|
Proxima Pagina:
|·Continúa caminando>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2018